Comisión Feminista Ijanas

Este mes de marzo desde el movimiento feminista estudiantil queremos reivindicar mucho pero antes, creemos que también tenemos por las que alegrarnos como el punto morado y el protocolo contra la violencia de género que se introdujo en la Universidad de Cantabria este curso, la pelea por la aprobación de la propuesta de Ley LGTBI por parte de nuestras compañeras de la asociación Alega, llevan 2 años ya haciendo lo posible porque se apruebe (a pesar de las trabas por parte de PRC y C’s), el fortalecimiento de las Asambleas Abiertas Feministas de Cantabria, el nacimiento de una nueva comisión dentro del ColEst (Colectivo de estudiantes): Mugura LGTB+, las performances de la Asociación Cultural Octubre, numerosos actos multitudinarios en apoyo a las víctimas de violencia de género, manifestaciones y concentraciones feministas en las que nos vimos arropadas por muchxs compañerxs,...
Y muchas más gentes/actos/iniciativas que nos dejamos por el camino pero que nos animan a seguir en esto con fuerza, sin olvidar que queda mucho, muchísimo por hacer pero no estamos solxs.

Por eso, dentro de esta lucha colectiva, reivindicamos una educación con perspectiva de género, libre de estereotipos heteropatriarcales, para que podamos reconocernos en las distintas sexualidades, estar al tanto de los métodos de prevención de embarazo y de transmisión de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), entre otras… Y podamos expresar nuestras inquietudes, aficiones y gustos sin sentirnos juzgadxs por nuestro entorno.
Queremos una educación laica, pública, gratuita y feminista en todas las etapas y ciclos, con un enfoque interseccional para conseguir una educación libre de LGBTfobia, machismo, clasismo, xenofobia y un largo etcétera de conductas y actitudes que no hacen más que perpetuar relaciones de poder dentro de nuestra sociedad, manteniéndola desigual.

Para lograr esto no sirve una declaración de buenas intenciones, se necesitan medidas concretas como la disminución de los ratios de alumnado en las aulas -como volvió a plantear el STEC a comienzos de este año-, la inclusión en el currículo de mujeres olvidadas por la Historia, hacer efectiva una educación afectivo-sexual en la que se desmonten mitos (amor romántico/tóxico, roles de género dentro de este tipo de relaciones,...) y se enseñe el respeto a lxs demás,...

Y sobretodo, nos necesitamos todxs,
luchando en las aulas y en las calles.

#HaciaLaHuelgaFeminista #8M

* Texto publicado en el boletín Briega en papel de marzo 2019