A propósito de la revolución Maknovista

1./¿Cuál es el caldo de cultivo de la revolución majnovista? ¿Quiénes habitaban el territorio ucraniano?

Son las injusticias y la explotación las que desencadenan los procesos revolucionarios en momentos muy particulares. En este caso teníamos en el este de Ucrania un reparto muy desigual de la tierra desde tiempos remotos, con una muchedumbre de campesinos pobres y jornaleros, y una minoría de grandes propietarios y terratenientes. La región estaba integrada en el Imperio ruso hasta la primera guerra mundial, pero este poder autocrático cae con la revolución de Febrero y da paso al Gobierno Provisional, lo que crea un cierto vacío de poder en el territorio ucraniano. Néstor Majnó en este momento, a comienzos de 1917, está en la cárcel en Moscú debido a sus actividades anarquistas. Tras muchos años en prisión, la amnistía decretada por el Gobierno Provisional lo pone en libertad, y es entonces cuando viaja a Ucrania Oriental, a Guliaipole, su tierra, y comienza a promover una autoorganización del campesinado con fines revolucionarios.

 

En resumidas cuentas, el caldo de cultivo se encuentra en el vacío de poder generado por la caída del poder autocrático y en el afán del campesinado ucraniano que, frente a unas condiciones muy duras de explotación, comienza un proceso de autoorganización. En éste Néstor Majnó tiene un papel fundamental, como dinamizador de obreros y campesinos. Todo esto arranca ya en 1917.

 

2./ Tenemos entendido que Néstor Majnó tuvo parte de su politización mientras estaba encerrado en prisión, como muchos de sus contemporáneos, así como muchos de los revolucionarios de la historia. Pero, qué es del campesinado ucraniano. ¿Podemos decir que el contacto con las ideas libertarias vino sólo a través de este personaje histórico o no?

Néstor Majnó se incorpora muy joven, ya en 1906, a un movimiento anarquista que existía en la región en ese momento. Si te acercas a los textos de quienes han estudiado en profundidad el tema, puedes encontrar referencias a otras muchas personas que ya formaban parte de este movimiento. Sin embargo, esto no quiere decir que la presencia de Néstor Majnó en 1917, como decíamos, no fuese fundamental para desencadenar el proceso revolucionario, ya que era un hombre con unas dotes formidables como organizador. Ese año es él el que agita a los obreros y las capas más pobres del campesinado y promueve su autoorganización con un objetivo claro: “La tierra para quienes la trabajan y abolición de la explotación”. Una idea muy simple que fue asumida por las masas y daba pie a aspirar a una nueva sociedad más justa y equitativa.

 

3./¿Podrías contarnos algo sobre esos otros personajes del proceso revolucionario majnovista?

En este sentido, es fundamental el trabajo de Alexander Skirda, un historiador francés de origen ucraniano y ruso que ha estudiado minuciosamente las fuentes originales y aporta mucha información al respecto. Desgraciadamente su obra monumental, Nestor Majnó, el cosaco de la anarquía, aún no ha sido traducida al castellano. Leyendo este libro podéis encontrar información sobre todos estos personajes, los compañeros de Majnó en sus primeras luchas, y también sobre los protagonistas del movimiento revolucionario posterior en Ucrania oriental. Al final, debido a las características de un proceso que debió enfrentarse a innumerables ofensivas militares, los personajes más destacados son muchachos muy jóvenes como Fiódor Schuss o Semión Karetkin, que demostraron una enorme competencia militar. Otros como Víktor Belash, además de su competencia militar, dejaron también memorias escritas que son imprescindibles para conocer la Revolución majnovista. Un lugar especial lo ocupa Piotr Arshínov, compañero de Néstor Majnó en la cárcel de Moscú, maestro suyo allí en las doctrinas del anarquismo, y participante después en la revolución, de la que fue el principal historiador.

 

 

4./ Entonces, ¿Qué características tenía el llamado “Ejército negro”? ¿Podríamos hablar de un ejército militar al uso?

 

Es un ejército con características muy especiales, que la mayor parte del tiempo funcionaba con tácticas de guerra de guerrillas. Eran grupos capaces de camuflarse perfectamente en el territorio gracias a su conocimiento de él, pero dispuestos en cualquier momento a formar destacamentos, atacar la retaguardia de fuerzas muy superiores y retirarse y desaparecer rápidamente, camuflados en el entorno. De todas formas, en su máximo apogeo en el otoño de 1919, los majnovistas llegaron a contar con un ejército bien pertrechado y organizado que pudo alcanzar los 100 000 combatientes.

 

Por otro lado, era un ejército voluntario, en el que si existió en algún caso reclutamiento forzoso debió de ser una cosa muy rara, sin nada del antisemitismo tan frecuente en aquella región, sino caracterizado más bien por reprimir ferozmente los casos de antisemitismo que se daban. Tampoco había discriminación por la nacionalidad. Las decisiones se tomaban de manera asamblearia y los mandos eran electivos en muchos casos.

 

Un buen ejemplo de este carácter asambleario lo tenemos en 1920, cuando los majnovistas, que ya habían sufrido una represión terrible por parte de los bolcheviques, ante una reorganización del ejército blanco que contraataca, reciben una oferta de alianza por parte de los bolcheviques. En este momento hubo un debate muy intenso a todos los niveles sobre el camino a seguir, y al final se decidió democráticamente aceptar la alianza. Luego los anarquistas fueron esenciales para derrotar a los blancos, pero nada más lograrlo, los bolcheviques a traición volvieron sus armas contra ellos.

 

5./ Una de los fundamentos de la revolución majnovista era la colectivización de las tierras. Puedes contarnos algo más sobre esta cuestión. ¿Podríamos hablar de abolición de la propiedad privada en este contexto geográfico e histórico?

 

Néstor Majnó en sus memorias aporta información muy valiosa al respecto. Los majnovistas en el medio rural, que era el más poblado, formaban comunas. Eran comunas muy normales, aldeas con viviendas familiares y que se dotaban de espacios como comedores sociales. En las tierras colectivizadas, las labores se emprendían de forma autogestionada. La pertenencia a las comunas era voluntaria y había gente que prefería cultivar en unidades familiares. Esto se permitía, aunque no la explotación por medio de trabajo asalariado.

 

Los campesinos pobres y jornaleros expropiaban a los terratenientes, a la iglesia y a los campesinos más ricos que explotaban el trabajo ajeno, y laboraban las tierras de una forma muy libre y democrática. El problema es que todo este proceso autogestionario estaba sujeto a un contexto bélico asfixiante. La represión del movimiento correspondió primero a los austro-alemanes, aún durante la Gran Guerra, pero luego fueron a muerte contra ellos sucesivamente los nacionalistas ucranianos, los bolcheviques, los blancos, de nuevo los bolcheviques, luego otra vez los blancos y al fin los rojos, que fueron los verdugos definitivos del movimiento ya en 1921.

 

Respecto a los entornos urbanos que los majnovistas llegaron a controlar, hay que decir que fue por un tiempo breve y en situaciones de grave hostigamiento militar, con lo que la experiencia de socialización de una economía urbana no pudo desarrollarse en toda su plenitud.

 

6./¿La sociedad ucraniana conoce en la actualidad la revolución majnovista y a Néstor Majnó?

 

Actualmente existen sectores que lo reivindican, pero lamentablemente es sobre todo como defensor de Ucrania contra el enemigo extranjero y sin considerar su faceta esencial de revolucionario anarquista. Sin embargo, Néstor Majnó nunca fue un nacionalista ucraniano. Él ni siquiera hablaba con gran soltura el ucraniano, porque vivió muchos años fuera de su tierra. Sin embargo, sí tenía un apego fuerte a la misma y podemos considerarlo un anarquista ucraniano.

Existe una anécdota interesante que refleja cierto respeto o consideración de los nacionalistas ucranianos hacia Néstor Majnó. Cuando éste se encontraba retenido en un campo de concentración en Polonia, algunos nacionalistas ucranianos planearon un atentado contra él. Sin embargo, este intento fue prohibido terminantemente por Simón Petliura, jefe del movimiento nacionalista ucraniano, que dijo claramente que consideraría cualquier atentado contra Néstor Majnó como dirigido directamente contra Ucrania.

 

Algunos historiadores especulan con que para los majnovistas hubiera sido mucho mejor buscar alianzas coyunturales con los nacionalistas ucranianos, e incluso con los nacionalistas cosacos del Don y el Kubán, en contra del movimiento blanco, en lugar de la política que siguieron de cortejar desesperadamente a los bolcheviques. Es posible que la historia hubiera rodado de otra manera en ese caso.

 

7./¿Cuáles crees que fueron los límites, los puntos débiles y/o las causas de la derrota majnovista?

Simplemente, aparte de lo que acabo de indicar, la causa fundamental hay que buscarla en que debieron enfrentarse a enemigos muy variados y poderosos.

 

8./¿Te gustaría añadir algo para terminar?

 

Sí. Me gustaría recordar un aspecto decisivo y poco conocido. La guerra civil rusa concluye con la consolidación de los bolcheviques en el poder, que resulta ser un elemento crucial en toda la historia del siglo XX. Sin embargo, muy poca gente sabe que los bolcheviques estuvieron a punto de perder la guerra en 1919, durante la gran ofensiva de Denikin, que llega a poner su ejército a las puertas de Moscú. En este momento en que los dirigentes bolcheviques están a punto de partir al exilio, un suceso fundamental que desestabiliza a los blancos es el hostigamiento que sufre su retaguardia por parte de los majnovistas, que consiguen victorias aplastantes sobre fuerzas muy superiores.

 

Esto quiere decir que en aquella partida tan complicada que fue la guerra civil rusa, en este momento decisivo del verano-otoño de 1919 son los anarquistas, sorprendentemente, los que consolidan el poder bolchevique. Este hecho, que marcará toda la historia del siglo XX, es apenas conocido.