La falacia de la energía en Cantabria (17-11-2016)

Hace días se celebraba la jornada Claves para el futuro de las energías —llamadas— renovables, organizada por el Gobierno de Cantabria, el Colegio de Economistas y Liberbank, entes a los que no encontramos otra relación con la energía que su idea del negocio, errónea y egoísta idea que tanto daño causa a un auténtico progreso energético.
Aunque se anunció que participarían «todos los agentes», a nosotros, como a los Concejos abiertos propietarios de los montes, no nos invitaron y, por ello, vamos a dar unos breves flashes de ideas sobre lo aparecido en los medios.
Revilla, nuestro populista, firme defensor de las renovables,…, el fracking, lo nuclear, el Tren de Altas Prestaciones,…, culpable de las ilegalidades del PSEC, el «concurso eólico», las viviendas irregulares, el PGOU de Santander hoy nulo,… quiere «garantías legales» y defiende retomar un «plan eólico» que, él debiera saber, nunca ha existido en Cantabria, pues lo único que hubo fue un ilegal «concurso», amañado para amigos. Es muy fácil, presidente, Vd. y los suyos tendrán «seguridad jurídica» o «garantías legales» cuando quiten de en medio al que molesta o aprendan a cumplir las leyes que Vd. mismo aprueba.
Folgado, de REE, la gestora del gran negocio de la excesiva red de alta tensión, la mayor de Europa, que pagamos entre todos, quiere «quitar los impuestos especiales a la electricidad» y, suponemos también que, si es poco que paguemos los impuestos que ellos no paguen, nos subirán algo más la factura de la luz.
Siempre fue abusivo estar en misa y, al tiempo, querer repicar, pero Agustín Valcarce forma parte del cooperativismo energético, que pensamos no será partidario del oligopolio, y es, al tiempo, empleado de Iberdrola, empresa que al legislar la reforma eléctrica gravó el autoconsumo; en la Jornada pidió potenciar y agilizar no se sabe qué y, además, siendo también Presidente de la Asociación Eólica, tiene oficina en la dirección de Biobas, SL, «poderosísima» empresa, hoy en liquidación, adjudicataria de buena parte de lo adjudicado en el concurso eólico, que dice no tener dinero siquiera para pagar las costas a que, junto al resto de empresas, la condenó el Tribunal Supremo.
Aunque como asistentes a la Jornada solo se citaba al Grupo Alceda, SEO y EeA, CORE ha opinado en los medios, llamativa y complaciente, (ben)diciendo que el Gobierno podría «cumplir con los objetivos vigentes al instalar 700 Mw de energía eólica» y defendiendo los planteamientos del anterior Plenercan 2005-2011, si bien aumentando los 300 Mw de aquel hasta 700 ¡Gracias CORE!
También habla CORE, la falacia eterna, de cumplir en Cantabria los objetivos europeos de la lucha contra el cambio climático, siendo evidente que tales objetivos, ¿qué opinarán Trump y Revilla del 20/20/20?, se refieren a España en su conjunto y no a todas sus regiones, comarcas y valles, por pequeños que sean.
Dicen los de la Jornada defender intereses generales, lo que es incompatible con no hablar del monte público, ni del vital interés de los ganaderos y agricultores, los pueblos y sus vecinos,…, los que allí tienen sus vidas, enfrentados al insaciable privado de las multinacionales que, holdings enormes con muchas actividades, consumen casi todo lo que, abusivos, generan en su actividad eléctrica. Grandes productores y grandes consumidores, nadie se engañe, son lo mismo.
La pelea es desigual en lo económico y, al tiempo, en el acceso al poder. Son los dueños de los medios, organizan Jornadas a las que sólo van ellos… y los que ellos quieren, no delinquen casi nunca…, salvo aquellas ocasiones en que a ellos mismos convenga, hablan alto y lo publican,… ¡Eso sí que es libertad!
Aún así, reivindican insistentes, un mantra, «seguridad jurídica», algo que, estando como están en el lado de los que aquí legislan y ejecutan, no tiene más apariencia que la de triste y despiadada amenaza: ¡Hay que callar de una vez a quien ose molestar!
Fuente: Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria