A propósito de algunas agresiones sexuales no reconocidas en espacios "liberados" o "politizados"

 

 

Creo que es una realidad el que muchas veces unx no sabe bien, no distingue (no reconoce) que está ejerciendo una agresión. Hablo por ejemplo de casos en los que no hay violencia explícita ni intención de abuso por parte del agresor/agresora, y en los que la víctima no manifiesta contundencia en su rechazo. Muchas veces sólo existe el bloqueo.

A muchxs de nosotrxs desde niñxs no han sabido ponernos los límites de forma clara o enseñado a hacerlos respetar y/o reconocer. Esto, entre otras cosas, puede hacer que en el momento de un encuentro íntimo unx no asuma que está atravesando los límites de la otra persona. Y puesto que hemos crecido en una distinción de género discriminativa, incluso a muchos de nosotros nos socializan para sobrepasarlos, como en el caso de los hombres con las mujeres.

Muchas personas –normalmente como resultado de sentir indefensión- cuando nos están haciendo algo que no nos gusta, que nos desagrada, que no queremos que nos hagan –que por tanto es un abuso-, ¡nos bloqueamos! Nos paralizamos… Sencillamente nos quedamos como estatuas.

Para otras personas, escuchar un leve y lánguido “no quiero, no quiero seguir” no es suficiente “NO”, no adquiere el nivel de “NO” para detenerlos, no es un “¡NO!” arañándote la cara ni clavándote unas tijeras en el muslo.

Me pregunto qué nos pasa por la cabeza a la hora de que nuestras manos, nuestra boca y todo nuestro cuerpo avance y avance sobre alguien tan rígido como el palo de una escoba. O puede que ni siquiera fuese así, y no cambia nada. Pienso que probablemente esa persona que “avanza” está tan centrada en satisfacer sus propios deseos o necesidades que no tiene ninguna empatía ni sensibilidad hacia lo que le está pasando a la otra. Y quizá también -y dejemos de ser tan gilipollas para continuar midiéndonos de alguna forma por nuestros logros amorosos-, quizá no has tenido demasiadas experiencias que hayan construido otra imagen de un encuentro sexo-afectivo.

Pienso que también sucede que alguien no experimentadx pueda estar confusx y rígidx, aunque deseosx de experimentar, y en ese caso, ¿tan difícil es preguntar? “¿Estás a gusto? ¿Quieres seguir?”

Porque, me pregunto, si hay tantos “No” que nos dejan duda –porque somos lo suficientemente deshonestxs para sólo pensar en nostrxs mismxs-, por qué no centrarnos en conseguir el “SI”?

Y ojo, esto del “Sí” no es un pack en el que una caricia tenga que irremediablemente terminar en un mete-saca. No, tiene que apetecernos a todxs en todo momento. En cuanto cambio de opinión, cambio de opinión, porque... ¿te debo algo?, ¿¿Te debo Algo??.

 

Sí, estoy de acuerdo con que lxs esclavxs debemos romper nuestras cadenas, pero más allá de eso pienso: ¿De qué se trata todo esto?, debo ajustarme a un principio o sencillamente se trata de relacionarnos y comunicarnos? ¿Conocernos, intercambiar? Porque cuando pienso en el bloqueo y la indefensión, no hay forma de Romper esas cadenas si no es por parte tuya. Y sí, debemos ser las, les, los dos, pero… ¿tú vas a hacer algo??

Es la ostia escribir panfletos, llevar banderas, hacer barricadas, colgar pancartas, leer literatura antidominación, hacer canciones… es la ostia! Sobretodo muchas veces para nuestros egos. Porque cuando el conflicto sucede dentro, no hay cojones, entonces volvemos a ser niñxs huidizos, no hay valentía para reconocer un error, porque la barrera más grande está en nuestra mente.

Si fallamos dentro contra nuestro propio discurso no somos Nada, no hemos logrado Nada, vivimos en la autoimagen, en el teatro; todo lo que creemos otro mundo es simple ficción, sólo ilusión, una falsa Realidad. Son pocxs lxs que ven más allá, la mayoría se conforma con lo cotidiano, con que las cosas “sólo parezcan”. Pero en el fondo lo sabemos, como lo estaba yo; sí, estoy segura.

 

Yo violé a un muchacho hace muchos años, un verano de temporada. Pero no me di cuenta hasta mucho tiempo después, porque sólo pensé en mí, porque era una cretina y una insolente, y creía que sabía mucho de este mundo. Y creía que él “estaba flipando con mi cuerpo estupendo deslizándose sobre él de allá para acá, y que él se sentía muy afortunado de haber pillado cacho conmigo, una tía espectacular”. Chiquita basura eh? Menuda cagada. Y no pensé en la idea de violación hasta que me lo dijo su amigo –aunque caí en la cuenta mucho tiempo después, yo me lo negué a mí misma-. Y ni siquiera fue considerado una agresión públicamente porque él era el chico, el hombre, así que fue más bien una guasa, pero yo ahora sé que le hice mucho daño, y desearía tanto volver a verle para disculparme… para devolverle el daño de alguna manera, y no tengo cómo. …Jm, ¿lees esto? Soy L.

Resulta que es muy cutre, pero muchas veces somos los ciegos que presumen de ver. Porque nos quedamos en la superficie, porque nos creemos que el hábito hace al monje, o porque sólo atendemos a nuestra realidad.

 

Sucede que una amiga sufrió una agresión sexual por parte de un compa, conocido por el mundillo libertario por ser algo así como un militante excepcional; sin embargo, después de hablar con él y denunciarlo entre los colegas, ha rechazado toda responsabilidad.

No es la primera vez que sucede esto.

Compa, si te han acusado, hazte una mirada por dentro, si sientes que tu lucha es Verdadera, permítete el beneficio de la duda, permítete la posibilidad de haberte equivocado, no imaginas cuánto crecerás si lo haces. Cuando me hago responsable de los daños que causo, aún cuando no han sido intencionados, me hago grande y la lucha cobra sentido.

 

La lectura que hicimos de la experiencia de N y C es la de que él no estaba dispuesto a sacrificar su Status. Su Status de combatiente Libertario, una posición lograda con el tiempo y esfuerzo, y de la que disfruta entre su gente. A todas nos gusta sentirnos reconocidas… pues claro, y entre la gente que nos gusta. Si le desprestigiamos ahí, lo perdería todo. Su ego no se lo puede permitir… da lo mismo que sea cierto. Da lo mismo incluso que, siendo cierto, no hubiese sido intencionado. Entonces, un gesto sencillo y humilde como interesarse por hablar con ella y compartir las versiones, lamentar y disculparse por el error, hubieran cerrado el asunto, porque lo hubieran sanado. En cambio la respuesta fue un cierre en banda: ¿cómo voy a Aceptar ser un agresor cuando hago propaganda en contra de todo abuso?

Tenemos una idea tan prefabricada de la figura del Agresor/a, que es difícil reconocernos en ella. ¡Pero es que a veces se nos va de las manos! ¿cuánto vas a aguantar esa bola dentro?

Más allá del reconocimiento, él y sus colegas terminan afirmando que “Es que ella quería”. No sé… pero para qué va a decir N que ella no quería si no fue así…? Podría suceder, pero es raro que suceda. Podría suceder, por algún trauma anterior, o algo similar. En cualquier caso, ¿hubo interés en hablar con ella? ¿hubo intento de hablarlo honestamente? ¿Desde la humildad? No. El caso de que ella mintiese es dudoso cuando lo único que pedía ella era una disculpa sincera de C. Tan sólo eso. Somos víctimas de nuestros egos y creemos que estamos liberadas. Estamos llenitas de Miedo. El miedo a que dañen nuestra Identidad. Quién sabe, quizá N mintió después de todo…

Lo que no deja de ser gracioso es esto de que nos mofamos y desprestigiamos el Status Quo en la sociedad burguesa, y sin embargo replicamos las posiciones de Poder y Privilegio en forma de Méritos y Presencia en nuestro ambiente. Y bueno, es irónico… ¿no? ¿No hay que tenerlo en cuenta?

A menudo sucede, C, más a menudo de lo que quisiéramos –y no por no soñar con que fuese Nunca-, sucede el Bloqueo. La Parálisis. Incluso el ¡Permitir!, una vez que nos sentimos indefensxs y perpetradxs. Por eso, incluso un cuerpo que se deja pero no acompaña es un cuerpo muerto, un alma q se deja pero no acompaña es un alma ausente, una mente que se deja pero no acompaña es una mente escondida. Cuando un “No” no queda claro… Conseguir el “Sí”.

 

Yo tenía 14 años. Un cerdo de 40 se restregaba contra mí y me chupaba lascivo todo el cuello. Mi hermano estaba en la habitación de al lado pero ni se enteró… las puertas abiertas, nadie se entera… ¿por qué?: Parálisis, zero-zero-zero, bloqueada, anulada, cristal, cadavérica, estatua, madera piedra metal… Ahogada, Silencio, muerta.

 

 

A todas las Nenas:

Aúpa ese trabajo de Empoderarse…

Aúpa ese curro de Autodefensa!

Aúpa ese curro de Liberarseeee!

Que esa paciencia y esa comprensión no se queden sólo ahí, nosotras también tenemos que darle la vuelta!

Pero fifty-fifty wey.

 

SALUD, AMOR, ANARQUÍA Y CONCIENCIA.