Guillem Martínez - Barcelona

Procesando la implosión: 57 días en Piolín
Todo apunta a que, tras el 21D, dos nacionalismos están destinados a enfrentarse. Con mayor suavidad, sin superar el marco legal, cada vez más estrecho. Lo justo para seguir con el espectáculo, para seguir con la austeridad...
Procesando la trila: Truco o trato
En PDeCAT ya se está buscando un futuro con un Procés de baja intensidad, en el que la sangre no llegue al río/al ‘patrimoni’. Y en el que PDeCAT se busque la vida sin ERC y sin literatura experimental indepe
Bordes y desbordes
La Gente dice que el domingo, de 9 a 20:00, estarán abiertos los colegios. Son 5.343.458 votantes, 2.315 coles --400 menos que un día normal de elecciones--, y 6244 mesas. Sí. Son pocas mesas. La idea es que eso provoque...
Lo cursi y lo gore
Lo cursi es la caricatura de la clase media. Es la clase media cuando se vuelve majara. Lo cursi es, además, reaccionario. El Procés, en grandes tramos, ha sido cursi.
Catalonian bizarro
Cómo se defiende el derecho a la autodeterminación, cómo se denuncia los abusos, la represión y los recortes de derechos del Estado sin quedar empanado entre un Govern y un Gobierno históricamente creativos?
Choque de cuñaos
Los Estados, como las drogas, deben ser predecibles. Si no lo son, es un mal rollo garantizado. No es predecible lo que hará Leviatán. No es predecible lo que hará su cuñado cat. Socorro.
Mariscales
Esto es un juego de dados entre dos gobiernos, que no tienen piedad con sus ciudadanos. De alguna manera, aún puede haber algo parecido a unas votaciones, y algo --es más probable-- parecido a una represión
Suscribirse a Guillem Martínez - Barcelona